ENTREVISTA AL ACTOR KHALIL DIOP

ENTREVISTA AL ACTOR KHALIL DIOP.

Un joven actor senegalés que pese a su corta edad ya está revolucionando el cine español. 

Khalil pertenece a esa generación de actores que están rompiendo con los estereotipos raciales en el cine y la TV nacional, cosa que desde el equipo de Uno, Dos, Tres… Cine! nos hace lanzar algunas reflexiones:

¿Por qué un actor negro en España tiene que ser siempre un miliciano? ¿Y por qué un actor árabe tiene que ser un terrorista? ¿Qué más necesitan demostrar?

Este joven que ha interpretado diferentes papeles ya es un referente para muchos y sin duda su carrera no acaba más de empezar.

Khalildiopalbertorodriguez

Foto Alberto Rodríguez

Hoy nos hemos citado con Khalil Diop en un céntrico y carismático bar de Malasaña, The Passenger Madrid. Aquí hemos podido plantearle algunas preguntas sobre su carrera, y mientras tomábamos un aperitivo, hemos podido ver una versión muy humana de un jovencito que anda pisando muy fuerte.

Joven, inteligente, humilde y con muchas cosas que decir, aquí os dejamos desde la redacción de Uno, Dos, Tres… Cine! las conclusiones de este encuentro en exclusiva con Khalil Diop.

Alberto- ¿Cuáles son tus orígenes?

Khalil Diop- Soy senegalés, de padre y madre. Nací en Senegal en el 1990. Muchos piensan que tengo algo que ver con Mauritania dado que mi madre es de una tez más caucásica. Pero no es así, simplemente estamos al lado. Mi padre me trajo a estudiar a España en el 2007, concretamente a Madrid, donde realicé mis estudios.

A- ¿Cómo fueron tus inicios con el mundo audiovisual? y más concretamente, ¿cómo fueron tus inicios en el cine?

K- Pues cuando terminé de estudiar estuve bastante tiempo pensando ¿Qué quiero hacer?. Gracias a un amigo pude acercarme a este mundillo. Después me enamoré de la posibilidad de cautivar a un publico con tu interpretación y de una forma natural empece a adentrarme cada vez más en todo este meollo. Sin duda es un privilegio expresarte y que la gente te escuche.

En el cine, fue una mera casualidad. Gracias a una agencia pude asistir al casting de la película “Fuga de Cerebros II”.

Fue la primera vez que realizaba un casting y no sabía como comportarme. El director nos dijo que hiciéramos lo que quisiéramos y mi opción fue ponerme ha hablar con él. Tras hablarle un poco de mi vida e insistir en que no tengo ni idea de como actuar me comunicaron que me habían elegido y fue así como me vi imbuido en mi primera película.

A- ¿Qué aficiones tienes? ¿Qué te gusta? 

K- Me gusta mucho el deporte. El atletismo y el futball. Si no me hubiera decantado por ser actor hubiera intentado algo en el atletismo. Otra de mis pasiones es el teatro. De hecho, en un futuro próximo, espero poder realizar algunos proyectos teatrales. Y es que siempre que salgo del teatro me pregunto es ¿Cómo lo hacen?, esto es magia! 

A- El trabajo por el que más fama as cosechado es por “Aquel no era yo” ¿Cómo afrontaste ese papel?

K- Pude vivir la infancia de unos amigos de manera ficticia. Aprendí que la vida no es un regalo. Que los cambios son importantes y gracias a este cortometraje pude encontrarme a mi mismo un poco más.

Me atrevo ha decir que fue un rodaje complicado. La primera escena que rodé era una simple carrera y estuvimos rodándola casi todo el día. Esteban Crespo es exigente y sabe lo que quiere, cosa que agradezco por que aprendí mucho. El rodaje era en un pueblo de Toledo y pasamos mucho frío pero, la verdad, lo pasamos muy bien. Yo era muy joven y a veces me sentía cansado pero después de rodar ya lo estaba echando de menos. La experiencia de sacar de ti cosas que ni tan si quiera tú sabías que tenías es muy interesante y este fue uno de esos rodajes.

A- ¿Cómo es trabajar con Esteban Crespo?

K- Es un lujo, a nivel personal nos llevamos bien pero de forma profesional es increíble. Él tuvo mucha valentía en plantear un tema como el de “Aquel no era yo”. En África si eres negro no puedes hablar de que hay niños soldados.

Esteban consiguió que un rodaje como el de “Aquel no era yo”, con un tema principal tan duro, fuese divertido y eso es de agradecer.

Una anécdota es que cuando asistí al estreno y vi la cantidad de público que asistió, me dirigí a Esteban y le pregunté ¿De verdad esto interesa a la gente? y él me respondió «… solamente mira cuanta gente».

En conclusión, es una persona a la que admiro.

2

Foto Alberto Rodríguez

A- ¿Cómo te sentiste al conocer la nominación de “Aquel no era yo” a los Goya?

K- Esteban me llamo contándome que estábamos en los Goya y yo se lo conté a un amigo. Mi amigo me vió muy tranquilo y sólo de ver lo alegre que se puso él empecé a ponerme nervioso. La verdad fue una gran alegría. No espero volver a vivirlo. Sé que fue una gran plataforma para mi carrera y aún recuerdo que todos los del rodaje nos fuimos de fiesta y cuando llegué a casa a las ocho de la mañana puse la televisión y me vi. Esto para mi fue increíble. Muchos piensan que por ser senegalés tengo que vender bolsos en la Puerta del Sol, y gracias a este tipo de oportunidades pude demostrar que soy igual de apto.

A- ¿Sientes el apoyo de tus compatriotas?

K- Sí, lo noto… También noto que muchos no lo entienden, por cultura. De hecho el haber participado en “Androginia” y haberme acercado al mundo LGTB, me ha causado algún que otro problema con algún familiar, pero bueno, yo seguiré con mi camino. De hecho me sirvió para ver quien me apoyó.

Para mi, la homosexualidad no es un tabú, pero muchos africanos no comparten este pensamiento. Espero que pronto esto cambie y entiendan que ser actor no tiene nada que ver con los papeles que desarrollas.

Puedo contar además en exclusiva para Uno, Dos, Tres… Cine! que en el rodaje de “Androginia”, Eduardo Casanova me planteó que le ayudara en un proyecto interpretando a un travesti y me negué ha hacerlo.

Esto es algo de lo que me arrepiento hoy en día pues seguro hubiera sido una experiencia muy enriquecedora para mi como actor. Pero por aquella época me preocupaba lo que diría mi familia y amigos. Me arrepiento porque era una buena forma de decir a todo el mundo que yo hago lo que quiero y puedo hacer lo que quiero. Además hubiera sido una buena forma de visibilidad para jóvenes negros. Yo no soy gay pero es un tema que me preocupa de la sociedad africana, esto debería cambiar. De hecho estoy intentando escribir algo relacionado con este tema.

A- ¿Cómo fue participar en Fuga de Cerebros II? ¿Cómo es afrontar un papel cómico?

K- Pues fue súper divertido. No paraban de cortar por mi culpa ya que siempre se me escapaba la risa e incluso me dieron el truco de pensar en algo triste para evitarla, pero claro, con lo joven que yo era, no tenía muchas cosas tristes en la cabeza en las que pensar. Al final acabé pensando en que no tenía nada triste en lo que pensar para evitar la risa, de esta forma acabé consiguiéndolo.

Aprendí mucho y todavía hoy en día se me dibuja una sonrisa en la cara cuando recuerdo aquel rodaje.

4

Foto Alberto Rodríguez

A- En tu carrera profesional, ¿qué persona te ha sorprendido más?

K- La persona que más me ha sorprendido es el director Daniel Matesanz. De su mano me desnudé profesionalmente y descubrí que todos podemos hacer cosas muy grandes. Lo difícil es saber donde quieres llegar.

De “Androginia” también aprendí mucho. Sobre todo fui consciente del miedo que existe en África con estos temas. Y esto me parece algo sorprendente.

A- En la actualidad, ¿Sigues estudiando?

K- Sí, sigo dando clases de interpretación y teatro. De hecho me estoy planteando invertir más horas para conseguir nuevas habilidades. Quiero centrarme en el teatro ya que es un mundo que no conozco, y la verdad, cada vez me llama más la atención.

A- Por último, ¿Qué próximos proyectos podrías contarnos?

K- Estamos ultimando un proyecto diferente relacionado con el público africano. La idea es hablar de la rutina africana de tomar el té como tradición. Una tradición que impide el progreso dadas las horas invertidas en esta costumbre, impidiendo así la búsqueda de trabajo. Una necesidad de despertar de un sueño que no preocupa a nadie. Tenemos previsto que sea una webserie pero aún seguimos rodando en Catalunya. Participamos actores de diferentes etnias para un público de diferentes etnias.

Otro de mis proyectos es incorporarme a algún grupo de teatro. Intentar comprender más ese mundillo y poco a poco conseguir algunos papeles sobre el escenario.

También estoy colaborando con Espollywood, una productora donde todos los componentes somos africanos. Lo que hacemos es buscar a jóvenes con talento e intentar colocarles en proyectos que los requieran. Acercamos otras opciones a jóvenes negros que esperamos sirva para fomentar el esfuerzo.

5

Foto Alberto Rodríguez

Esto fue lo que dio de sí un par de refrescos, sin darnos cuenta hemos pasado media tarde hablando y sin dudarlo seguiríamos.

Desde Uno, dos, tres.. Cine! os recomendamos que sigáis de cerca a este joven actor que con su talento seguro que pronto nos vuelve a sorprender.

Gracias Khalil por regalarnos parte de tu tiempo para compartir una charla tan amena.

esteban director khalilDiot Imágenes del rodaje de “Aquel no era yo”, cortometraje nominado a los Goya.

Por Alberto Rodríguez

Anuncios